Ciudad Abierta Revista

  • View
    218

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Ciudad Abierta Revista de la Cátedra Habitat de la UNLP

Text of Ciudad Abierta Revista

  • CAREVISTA DEL HABIT

    AT

    C T E D R A D E H B I T A T U N L PCIUDAD ABIERTA

    Revista N1 Ao 2013 www.habitatunlp.com.ar

  • CAREVISTA DEL HABIT

    AT

    Ambiente por Anbal Falvo: Urbanismo Ambiental. Los Principios de la Doctrina Ambiental - PRO.CRE.AR : La Vuelta del Crdito Hipotecario para Sectores Medios y Populares por Juan Duarte Luciano Scatolini - El Rol de la Economa en el Proceso Distributivo del Hbitat El Hombre y la Tierra por Silvia Galdeano -Un Primer Acercamiento al Hbitat Desde Dnde Nos Paramos yCmo lo Entendemos -Barrio San Cayetano

    Director de la Ctedra de Hbitat de la UNLP: Director Ciudad Abierta: ramongilsoria1980@hotmail.com / Escriben: Anbal Falvo, Juan Duarte, Silvia Galdeano, Luciano Scatolini, Ramn Gil Soria Colaboran: Sebastin Cuccia, Santiago Pavn, Santiago Bravo, Pablo Bochicchio, Eduardo Brau, Ariel Carreras, Javier Fernndez, Nicols Bargaglia, Juan Pavon / Agradecimiento especial a las familias del Barrio San Cayetano y Los Robles de La Plata

    Luciano Scatolini - lucianoscato@hotmail.com / Ramn Gil Soria -

  • CAREVISTA DEL HABIT

    AT

    Este nuevo proyecto editorial ma que atraviesan miles familias La Ctedra de Hbitat Popular tiene como objetivo instalar el en todo el pas, produciendo de la UNLPdebate del suelo urbano, la condiciones de degradacin vivienda social, el rol del de las habitacional y ambiental, proce-

    Este proyecto editorial se desa-leyes e ir incorporando nuevas sos de desalojo e inseguridad rrolla dentro de La Ctedra del propuestas, actualmente ausen- jurdica sobre sus viviendas. Hbitat de la Universidad Nacio-tes, que tiendan a la conforma- Sera exhaustivo el esfuerzo que nal de La Plata. Es un espacio de cin de ciudades ms abiertas e se va a poner en denunciar la formacin y un lugar de integra-integradas . A su vez, observar la estigmatizacin que hacen los cin de experiencias interdiscipli-responsabilidad que comparte el medios de comunicacin hege-narias en el que estudiantes, estado, en conjunto con el sector mnicos sobre los barrios popula-docentes e investigadores privado, las organizaciones res y los procesos sociales emprenden la tarea de construir sociales y los profesionales, para v inculados a la v iv ienda. con experiencias tericas y transformar el dficit habitacional prcticas un espacio en la UNLP, en que viven miles de argentinos.comprometido con la problemti-ca del hbitat popular.

    Esta propuesta se enmarca en un periodo donde aumenta el debate

    Ramn Gil Soriay la conflictividad sobre la temti-ca, y coincide con seales positi-vas en el campo de la construc-cin de viviendas populares, plasmado en ms de 900 mil soluciones habitacionales desde el ao 2004; la instalacin del programa nacional PROCREAR dirigido a sectores medios, bajo la modalidad de utilizar terreno propio de los futuros beneficiarios o del estado; y de la aprobacin de la Ley de Acceso Justo al Hbitat en la provincia de Buenos Aires, que genera un nuevo y auspicioso marco Legal.

    Tambin, este medio, pondr energa para dar a luz el proble-

    EDITORIAL

  • p e n s a b l e d e l a m i s m a . dad fsica, seguridad adecuada, El Comit de Derechos Econmi- seguridad de tenencia, estabili-cos, Sociales y Culturales de la dad y durabilidad estructurales, ONU (CDESC) ha declarado iluminacin, calefaccin y venti-que existe hbitat, cuando lacin suficientes, una infraes-hay: seguridad jurdica en la tructura bsica adecuada que tenencia, disponibilidad de incluya servicios de abasteci-servicios, gastos soportables, miento de agua, saneamiento y habitabilidad, asequibilidad, eliminacin de desechos, facto-lugar y la adecuacin cultural res apropiados de calidad del como aspectos indisociables a medio ambiente y relacionados este derecho. con la salud, y un emplazamiento

    adecuado y con acceso al trabajo y a los servicios bsicos, todo ello

    El concepto de hbitat como a un costo razonable.derecho humano deviene como definicin y derecho consagrado desde pocas muy recientes. No Las disputas por las cargas y es un concepto que se acaba en beneficios en torno a la Ciudad, la definicin de vivienda, sino que son radiografas opuestas o, sugiere un espacio mucho ms podra decirse, dos caras de una extenso y abarcativo, donde la misma moneda. Fotogrficamen-familia se desarrolla en su pleni- te se contraponen: barrios de tud fsica y espiritual. lujo, canchas de golf, cemente-

    rios privados por una parte y villas miseria, asentamientos,

    El concepto de Ciudad o Dere- favelas por la otra. En estos cho a la Ciudad, en el sentido forcejeos en torno al Derecho de descripto precedentemente, Ciudad, el Estado no es omnipre-lleva implcito la generacin sente, aunque es un actor central constante y progresiva de cali- y necesario. La postura y deter-dad de vida humana. Lugar ste minacin que tomen o no el donde la gran mayora de los Estado con respecto al desarrollo hombres y mujeres, trabajan, de Ciudad, generara indefecti-Asimismo considera que una estudian, conforman sus familias blemente ganadores y perdedo-vivienda adecuada significa algo y donde los servicios bsicos de res. La inclusin, distribucin ms que tener un techo bajo el salubridad -agua potable, electri- equitativa de riquezas y el acce-que guarecerse. Significa tam-cidad, desages cloacales, so justo al hbitat, depende en bin disponer de un lugar priva-transporte, etc.- son parte indis- gran medida de la intervencin do, espacio suficiente, accesibili-

    Acercamiento

    Un primer acercamientoal hbitat, desde dnde nos paramos y cmo

    lo entendemos

    CAREVISTA DEL HABIT

    AT

    Se contraponen: barrios de lujo, canchas

    de golf, cementerios privados por una

    parte y villas miseria, asentamientos,

    favelas

  • CAREVISTA DEL HABIT

    AT

    decidida del Estado.

    El encarecimiento del suelo urbano y por consiguiente, la imposibilidad para grandes capas de la sociedad para acce-der a un lote de terreno, corrompe la paz social y provoca disputas econmicas, de seguridad, raciales y culturales dentro de las sociedades.

    Desde distintos rganos del Estado, de las entidades profe-sionales, las organizaciones no gubernamentales, se deben ir buscando soluciones mltiples, que se direccionen hacia la extincin de las desigualdades producidas por el libre mercado del suelo urbano, y que generen alternativas urbanas socialmente y ambientalmente sustentables.

  • que habitaba la Tierra quiz decidir era urbano-ambiental y habra conocido a otras 200 afirmaba certeramente- que 300 en toda su vida. Hoy, un Como buena parte de la faena habitante de Nueva York puede por la vigencia de la sustentabili-vivir y trabajar entre 220.000 dad ambiental se despliega en personas en un radio de diez entornos urbanos, va de suyo minutos de su casa u oficina en el que la temtica del medio centro de Manhatan. ambiente, lejos de ceirse a la

    proteccin de la fauna en peligro, la atmsfera, los cursos de agua

    De ello resulta de forma clara y o los paisajes sensibles, se evidente que los conflictos conjuga cada vez ms en trmi-ambientales de tipo urbano son nos estrictamente urbansticos; de enorme trascendencia e y, a la vez, por ello mismo, las importancia en la actualidad, y lo regulaciones de las ciudades, las sern aun ms. polticas urbanas en suma, se

    ambientalizan.Comencemos recordando que Jeremy Rifkyn(1) resalta la Resulta sumamente elogiable el aparicin de un nuevo homo al enfoque de la Corte de la Provin- Tal enfoque queda alineado con que denomina homo urbanus y, cia de Buenos Aires que, incluso la mejor doctrina sobre el tema, seguidamente, destaca que el en la terminologa empleada en mostrando nuevamente que la ao 2007 marca un gran hito en sus fallos, asocia y une el urba- Corte de la Provincia de Buenos la historia de la saga humana. nismo a lo ambiental , situacin a Aires se erige como uno de los Por primera vez en la historia, la que denomina urbano tribunales seeros en lo que segn las Naciones Unidas, la ambiental y, en su consecuen- respecta al abordaje, enfoque y mayora de los seres humanos cia, hace extensivo a la temti- resolucin de los temas ambien-estar viviendo en vastas zonas ca urbana, las normas, los princi- tales; vuelve a ser un ejemplo de urbanas muchos de ellos en pios y la doctrina ambiental. operatividad judicial de la mirada megaciudades y extensiones ambiental.suburbanas con poblaciones

    As lo hizo primero en el caso de 10 millones de habitantes o Dougherty(2) reiterando la ms. Nos hemos convertido en Vale recordar que Hutchinson, al idea en Filon(3). En el primer "Homo Urbanus". La existencia enumerar los tres aspectos del de ellos el Juez Soria, en un de millones de personas apia- ambiente, incluye en tercer lugar excelente voto -al que adhieren das y apiladas en gigantescos a el ambiente artificial , constitui-los restantes integrantes de la centros urbanos es un fenmeno do por el espacio urbano cons-Corte de la Provincia de Buenos nuevo. Recordemos que hace truido (conjunto de edificaciones) Aires- indicaba que el conflicto a 200 aos, la persona promedio y el equipamiento publico (pla-

    AMBIENTE

    URBANISMO AMBIENTAL.LA NORMA, LOS

    PRINCIPIOS Y LA DOCTRINA AMBIENTAL

    CAREVISTA DEL HABIT

    AT

    Por el Dr. Anbal Falbo

  • zas, areas verdes, espacios No olvidemos que tambin son Por todo ello, y como afirma So-libres, etc)(4) y agrega que el parte del ambiente los valores ria(17) en un excelente trabajo, ambiente est compuesto por .... sociales ligados al mantenimien- el ordenamiento territorial y el de las edificaciones.(5) to de condiciones ambientales las ciudades recibe un primer

    equilibradas (salud, tranquilidad , aporte justificador , bsico, de la bienestar, etc) que forman hoy un clusula constitucional ambiental

    Coincidentemente se afirma que bien jurdico