Beccaria Esquivel

  • View
    213

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

.

Text of Beccaria Esquivel

  • 235EMPLEO, SALARIOS Y EQUIDAD EN LA ARGENTINA RECIENTE235

    Desarrollo Econmico, vol. 45, N 178 (julio-setiembre 2005)

    EMPLEO, SALARIOS Y EQUIDADDURANTE LA RECUPERACION RECIENTE

    EN LA ARGENTINA*

    LUIS BECCARIA, VALERIA ESQUIVELy ROXANA MAURIZIO**

    IntroduccinLa Argentina atraves durante 2002 una crisis econmica y social de una mag-

    nitud inusitada. El PBI se redujo en ms del 11%, el desempleo trep al 21,5% y selleg a que el 55% de la poblacin viviese en hogares con ingresos inferiores a lalnea de pobreza. Las importantes cadas del nivel de actividad, del empleo y de lasremuneraciones fueron el resultado del impacto que la devaluacin de principios deao, y el consecuente aumento de precios, tuvieron sobre una realidad que en losaos anteriores ya mostraba signos preocupantes. En efecto, la desocupacin y lapobreza haban alcanzado niveles elevados hacia fines de 2001, consecuencia de lalarga recesin iniciada en 1998 y de los problemas laborales previos que habancaracterizado al rgimen econmico vigente durante los aos '90. Precisamente lagran duracin de esa fase recesiva, y su agudizacin durante 2001, estuvo ligada alas dificultades que existan para sostener el rgimen de convertibilidad.

    Pero de la misma manera que la profundidad de la crisis econmica y social nocuenta con antecedentes en el pas, tambin fue intensa la recuperacin que seinici hacia la segunda parte del ao 2002, en particular, en lo vinculado con elempleo. Si bien puede argumentarse que la mejora exhibida por la produccin agre-gada result, en trminos proporcionales a la magnitud de la recesin, no muy dife-rente a la de otros episodios cclicos, la generacin neta de puestos de trabajo anexcluyendo los originados en el Plan de Jefes y Jefas de Hogar Desocupados (PJJHD)result superior a la que podra preverse teniendo en cuenta la dinmica del PBI.

    Consideramos por lo tanto de inters abordar el anlisis de la evolucin delmercado de trabajo durante la fase de crecimiento que se viene registrando luego de

    * Se agradecen los comentarios de Mariana Gonzlez, Fernando Groisman y Ana Laura Fernndez, ascomo los de un rbitro annimo de esta revista.

    ** Universidad Nacional de General Sarmiento.

  • 236 LUIS BECCARIA, VALERIA ESQUIVEL Y ROXANA MAURIZIO

    la salida de la convertibilidad. El objetivo de la indagacin es examinar las razones ycaractersticas del elevado aumento del empleo y la dinmica de las remuneracio-nes, as como sus efectos sobre la distribucin del ingreso y la pobreza.

    El trabajo se focaliza en el perodo comprendido entre la segunda mitad de2002 y fines de 2004. Para identificar algunos de los factores asociados al comporta-miento del empleo y los ingresos durante este perodo, en la primera seccin delartculo se analiza la evolucin macroeconmica en general y la de la actividad pro-ductiva en particular. Ellas son puestas en el contexto de los desarrollos habidos enlos aos previos, especialmente durante la recesin 1998-2002. En la segunda sec-cin se estudian las variables laborales; inicialmente se examinan los efectos quesobre ellas tuvo la salida de la convertibilidad, para luego discutir lo acontecidodurante la fase de expansin que todava subsiste al momento de redactarse estedocumento. Las consecuencias distributivas de lo acontecido en el mercado de tra-bajo durante estas dos fases son analizadas en la tercera seccin. Se concluye conun resumen de los principales resultados y con una discusin de sus implicancias.

    I. El contexto macroeconmico luego del colapso de la convertibilidad

    Las dificultades macroeconmicas que se intensificaron durante los ltimos aosde los '90 tuvieron como resultado la inevitable cada del esquema de caja de conver-sin y la devaluacin de la moneda nacional a principios del ao 2002. La magnitudde la crisis en los meses siguientes puso en evidencia los importantes desequilibriosacumulados durante la dcada anterior.

    El producto experiment fases bien diferenciadas luego del cambio de rgimenmacroeconmico. Inicialmente, continu cayendo durante el primer trimestre de 2002a una tasa anualizada del 15%, se estabiliz en el trimestre siguiente y aument apartir del tercero, cuando dio inicio un proceso de recuperacin sostenido que seextiende an ms all del perodo considerado en este documento (grfico 1). Laimportancia que durante este lapso tuvieron tanto los distintos sectores productivoscomo los componentes de la demanda agregada fue diferente a la de otras fases derecuperacin anteriores.

    Inmediatamente despus de la salida de la convertibilidad el tipo de cambionominal aument de modo significativo. El sobreajuste que experiment esta variablealcanz en junio de 2002 la relacin de casi cuatro a uno reflejaba el alto grado deincertidumbre en una economa que haba sufrido un abrupto quiebre de las reglas defuncionamiento macroeconmicas que haban persistido durante la dcada anterior.

    Esta brusca depreciacin del peso trajo aparejado un fuerte crecimiento de losprecios internos (del 100% en los precios mayoristas y del 30% en los minoristasdurante el primer semestre) que, sin embargo, result ser de menor magnitud queaqulla, por lo cual el tipo de cambio real se duplic hacia junio de 2002. A diferenciade experiencias previas, esta significativa elevacin del nivel general de precios noderiv en un proceso inflacionario. Ello obedeci a la aguda depresin econmica ya la ya muy compleja situacin laboral y social prevaleciente antes del cambio dergimen.

    En particular, la debilidad de la demanda interna impuso un lmite al traslado delincremento en la paridad cambiaria sobre los precios al consumidor. Asimismo, los

  • 237EMPLEO, SALARIOS Y EQUIDAD EN LA ARGENTINA RECIENTE

    elevados niveles de desempleo explicaron la ausencia de mecanismos de indizacinsalarial, por lo que el aumento de precios impact directamente sobre el poder decompra de las remuneraciones. La falta de liquidez provocada por el mantenimientode las restricciones al uso de los depsitos en los bancos fue otra de las razones quecontribuy a esta dinmica de los precios domsticos. Todos estos elementos impi-dieron los mecanismos de propagacin de los impulsos inflacionarios caractersticosde devaluaciones previas, dando lugar a una situacin novedosa en la historia eco-nmica reciente de la Argentina.

    Los efectos de la devaluacin agudizaron inicialmente durante el primer tri-mestre de 2002 el proceso de cada del nivel de actividad que se vena experimen-tando desde el tercer trimestre de 1998. A lo largo de todo este perodo (1998.II-2002.I) el PBI se haba reducido en un 20,1%, conformando una recesin de mag-nitud indita en el pas. La declinacin del producto agregado de estos primerosmeses de 2002 se correspondi con una contraccin en prcticamente todos lossectores de la economa, con excepcin de las actividades agropecuarias, de edu-cacin y de salud.

    El consumo privado registr una reduccin adicional del 7% respecto del cuar-to trimestre de 2001 como resultado de la significativa erosin de los salarios realesdel orden de 20% hasta mayo de 2002 y del nivel de empleo agregado. Ms dra-mtica an fue la brusca contraccin de la inversin bruta interna fija (IBIF) cercadel 25% en el primer trimestre de 2002, componente que ya vena registrando ca-

    220.000

    230.000

    240.000

    250.000

    260.000

    270.000

    280.000

    290.000

    300.000Millones de pesos

    GRAFICO 1Evolucin del PBI

    A precios de 1993 (desestacionalizado)

    I II III IV I II III IV I II III IV I II III IV I II III IV2000 2001 2002 2003 2004

    Fuente: Ministerio de Economa.

  • 238 LUIS BECCARIA, VALERIA ESQUIVEL Y ROXANA MAURIZIO

    das desde mediados de 1998. Con relacin al sector externo, las exportacionestotales experimentaron un leve aumento (las ventas externas constituyen el nicocomponente de la demanda agregada que no tuvo una variacin trimestral negativa),mientras que las importaciones disminuyeron el 34%. Adems, el sector pblico na-cional no financiero registr un dficit primario equivalente al 1,7% del PBI del primertrimestre, lo que agudiz las tensiones fiscales.

    A pesar de la persistencia de un contexto de gran perturbacin e incertidum-bre, la cada del producto se detuvo en el segundo trimestre de 20021 y empez acrecer en el trimestre siguiente, momento en el cual comenzaron a estabilizarse tam-bin las variables financieras. En particular, el establecimiento del control de cam-bios y la disminucin de la asistencia financiera a bancos posibilitaron a las autorida-des estabilizar el valor del dlar y retomar el manejo de la poltica monetaria, quehasta ese momento se haba comportado de manera relativamente endgena. Laemisin de ttulos denominados en pesos, cuya tasa de inters nominal fue cayendoa lo largo de los meses, y la gradual disminucin de las restricciones al retiro dedepsitos (el corralito impuesto en noviembre de 2001) contribuyeron al incipienterestablecimiento de la confianza del pblico. Los depsitos bancarios comenzaron acrecer gradualmente durante el segundo semestre de 2002, luego de la significativareduccin que haban experimentado hasta principios de ese perodo, lo que a suvez contribuy a devolver liquidez a los bancos y al restablecimiento del sistema depagos. A pesar de la magnitud de las perturbaciones en los mercados de activos, unresultado relativamente inesperado de las restricciones de liquidez que enmarcaronla devaluacin de la moneda nacional fue que sta continu siendo utilizada comomedio de cambio y denominador de los precios2.

    El proceso de estabilizacin del sistema financiero se produjo en un contextode falta de apoyo inicial por parte de los organismos multilaterales de crdito. Duran-te los primeros meses de 2002 el pas estuvo obligado a realizar cancelaciones netasde capital de la deuda que haba contrado con ellos, al tiempo que mantena nego-ciaciones para lograr respaldo al nuevo program