Banco de datos sobre la Masoner£­a espa£±ola (Las logias de ... Banco de datos sobre la Masoner£­a espa£±ola

  • View
    0

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Banco de datos sobre la Masoner£­a espa£±ola (Las logias de ... Banco de...

  • Banco de datos sobre la Masonería española (Las logias de Valencia)

    ANTONIO R. DE LAS HERAS

    Hace ya meses el profesor Ferrer Benimeli me manifestó el interés de que el Centro de Estudios Históricos de la Masoneria Española pudiera disponer de un banco de datos sobre el censo de masones españoles, de manera que una información de base, como es ésta, estuviera bien estructurada y conservada para uso de los investigadores.

    Convinimos en que la primera fase del proyecto tuviera como objeti- vo la presentación en este Symposium de la arquitectura del banco de datos y su ensayo sobre el fichero de masones valencianos que nos proporcionaría el prof. Ferrer Benimeli. La base se ha cubierto y en esta ponencia se va a presentar el diseño del banco de datos, las posibilidades de trabajo que abre, y paralelamente durante todo este día, en una sala contigua, estará a disposición de los interesados un conjunto de microor- denadores sobre los que se podrá desarrollar de forma más práctica y directa la valoración de este banco de datos que ahora voy a presentarles.

    Al no ser un trabajo cerrado, sino todo lo contrario, a disposición de cualquier mejora, el objetivo de la ponencia y el coloquio, y de las consultas y comprobaciones que quieran hacer durante el día en el banco de datos sobre masones de Valencia, es que ustedes tuvieran la informa- ción suficiente sobre el proyecto para que en su momento el CEHME decida si hacer suyo el proyecto de desarrollo del banco de datos sobre masones españoles.

    Antes de pasar a la presentación de lo hasta ahora realizado quiero decirles que dirijo un equipo de trabajo del Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Extremadura que desde hace años sigue como una de sus líneas de investigación la integración de la microinformática en la investigación histórica. El equipo -todos histo- riadores y antiguos alumnos- está formado por Tomás Nogales, que lleva todo el peso de la programación y que está a punto de presentar su tesis doctoral precisamente sobre las aplicaciones de la herramienta informática en el trabajo del historiador, Pilar Amador, Joaquina Fer-

  • nández, Mario Díaz, Mercedes Pulido, Fermín Rey, y José Mana Can- cho.

    LA INFORMACION EN LA INVESTIGACION HISTORICA

    En una primera etapa de la investigación, el historiador se encuentra como problema el exceso de información (sin que por eso tenga informa- ción suficiente) que le dificulta en especial su trabajo de más altura (que la simple manipulación de datos) al tener que perder un fuerte porcentaje de su dedicación a moverse por esa selva de información (selva, por lo exhuberante, que hace difícil la penetración en ella, y consecuentemente atraversarla en busca de otro campo de investigación de más altura científica y selva, también, por el cierto desorden con el que esa exube- rancia se nos presenta, lo que no hace otra cosa que dificultar la tarea). De ahí que muchas de las energías se entreguen a la tarea de desbrozar un camino que llega en muchas ocasiones a convertirse en vez de medio en fin, es decir, en espacio laberíntico que se cierra en sí mismo y que no lleva a ninguna parte sino a recorrerlo una y otra vez, sin agotarlo, para no salir del punto de partida.

    Y ya en el terreno de la historia contemporánea este exceso alcanza tal nivel que plantea problemas epistemológicos muy importantes, que no se pueden ignorar si no nos queremos quedar en la simple erudición.

    LA HERRAMIENTA

    Para este problema con la información que tiene el historiador, la importantisima aportación que trae la herramienta informática es la de un nuevo soporte para la información del historiador.

    Este nuevo soporte se puede presentar así: sobre este diskette que ahora les muestro, de 3,5 pulgadas y 400 K (una tarjeta plástica de 9 cms. de lado, que cabe en el bolsillo de una camisa), se contiene la informa- ción de las 1.500 fichas de cartulina que me ha enviado el profesor Ferrer Benimeli.

    Así pues, una primera aportación, nada despreciable, del nuevo so- porte -el soporte magnético- que trae la informática como herramienta para el trabajo del historiador es la de la miniaturización del fichero, la reducción del volumen ocupado por la información que necesita el historiador. Es decir, ofrece un soporte de muy alta densidad; baste para hacerlo ver el extender todas las fichas de papel: la información conteni- da en estas fichas ocuparía una superficie más de cinco mil veces superior a la superficie del diskette, por tanto, este soporte magnético tiene una densidad de información cinco mil veces superior al soporte sobre papel, ya que guarda la misma información en una superficie cinco mil veces menor. Sin embargo, no merecería especial atención si el

  • soporte magnético no tuviera más ventajas, pues, por ejemplo, la micro- ficha y el microfilm también consiguen una alta densidad de informa- ción, pero sin embargo no tienen las propiedades que vamos a señalar a continuación y que son las que dan potencia a la herramienta informá- tica:

    La información tratada de esta manera presenta las siguientes caracte- rísticas:

    Es blanda, es decir, en todo momento actualizable. La información contenida puede, en todo momento, corregirse si tiene errores, comple- tarse cuando se consigue disponer de los datos que faltaban, ampliarse, o bien eliminar aquello que se conípruebe que no es necesario retener.

    De muy rápido acceso. Un ejemplo concreto lo pondrá más clara- mente de manífiesto una consulta en busca de si hay, pongamos por caso, alguna ficha de un masón de cualquier logia valenciana que haya nacido en la provincia de Cáceres, tarda pocos segundos en respondernos en pantalla, a la vez que lo escribe en impresora, que sólo ha encontrado uno, de Logrosan, y del que se conocen los siguientes datos:

    Apellidos: COLLANTES BALLESTER. Nombre: ANTONIO. Simbólico: VOLNEY-1 . Sexo: M. Edad: 29. E. Civil: S. Profesión: MILITAR. Fecha Nac.: Lugar Nac.: LOGROSAN (CACERES). Nación: ESP. Ciudad VALENCIA. Log./Cap.:L. Logia: UNION VALENTINA - Obediencia: IND. Años: 1883. Grado: 01. Cargo Log.: Cargo Pol.: Año Inic.: Part. Pol.: Religión:

    Velocidad de consulta que supera muy considerablemente a los ojos más expertos en este rastreo y a los dedos más ágiles.

    Capacidad de responder a un gran número de preguntas del investiga- dor sobre la información contenida. Preguntas que pueden ir desde muy generales y elementales, como ((obtener la ficha completa de García Alvarez, Manuel», hasta. preguntas tan selectivas como, por ejemplo,

  • (distado por orden alfabético de masones de la logia Acacia 025, con s u s profesiones, que no hayan nacido en Valencia, y que hayan alcanzado uri grado superior al 1 8 ~ . También se puede trabajar con esta información en busca de que se contabilice y ordene, pongamos por caso, los simbóli- cos o las profesiones: el computador nos presentará en orden creciente o decreciente la fi-ecuencia de aparición de los nombres simbblicos o de las profesiones.

    Pero más tarde veremos con detenimiento esta capacidad de ras t reo en la información contenida que el banco de datos proporciona al investigador. Ahora prestemos atención a la entrada de los datos en el ordenador para que sean recogidos sobre soporte magnético y tenga as5 la información registrada estas características que acabamos de señalar:

    La información se estructura de la siguiente manera: Una ficha (o registro). En este caso una ficha por individuo. Cada ficha contiene una información sobre ese individuo que se

    articula en una serie de (campos)) (o variables). De esta manera apa r ece en la pantalla del ordenador la ficha con sus campos definidos:

    Apellidos: Nombre: Simbólico: Sexo: - Edad: -E. Civil: - Profesión: Fecha nac.: Lugar nac.: Nación: Ciudad: - Log./Cap.: Logia: - Obediencia: Años: Grado: Cargo Log.: Cargo Pol: Año Inic.: Part. Pol.: Religión:

    No importa que no se puedan llenar, por falta de información en e s e momento, determinados campos. La ficha esta disponible para recogerla cuando se consiga.

    Se puede corregir cualquiera de los campos cuando se descubra un error (por ejemplo, se apercibe el historiador de que el nombre s imból ico de un masón registrado no es Colón sino Solón). En este sentido el

  • tratamiento informatizado pone de manifiesto más eficazmente la re- dundancia de la información, lo que hace posible realizar correcciones de errores que se hayan producido al trasladar la información a su nuevo soporte, y que sobre unas fichas de papel mucho más dificilmente podrían ser notados tales errores. Pongamos algunos casos ocurridos durante la preparación de este fichero que así lo muestran:

    Al pedir determinados listados de las fichas introducidas en el orde- nador nos encontramos, por ejemplo, con que un listado por orden alfabético nos descubre que tres fichas tienen como primer apellido Marin, no recogen el segundo apellido, el nombre en las tres es Ricardo y el simbólico Velarde. Y otra ficha con el primer apellido Marín, el segundo Roma, el nombre Ricardo, y el simbólico Velarde. En este caso tan fácil se recupera sin esfuerzo el segundo apellido y se evita que se registren como dos personas distintas (Marín y Marin Roma).

    Pero hay casos más interesantes:

    leer apellido 2." apellido Nombre Simbólico

    Nana Nogués Pascua1 Tito 1 (Y líneas más abajo del listado)

    Nogués Miilera Pascua1 M. Tito 1