Actualidad Espiritista n4

  • View
    224

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revistra trimestral de Espiritismo

Text of Actualidad Espiritista n4

  • sEptiEmbrE 2010 nmEro 4publicAcin trimEstrAl

    rEvIStA DIgItAl PArA lA DIvulgACIN DEl ESPIrItISMO COMO CIENCIAPSICOlgICA y SOCIAl, POr uN NuEvO INDIvIDuO y uNA NuEvA SOCIEDAD

    ActualidadEspiritista Centro Esprita Manuel y Divaldo Centro Esprita Irene Solans Asociacin Esprita Otus i Neram Centro Esprita Islas Baleares Centro Esprita Semillas de Amor Centro Esprita Anoia

    Centro Esprita Manuel y Divaldo Centro Esprita Irene Solans Asociacin Esprita Otus i Neram Centro Esprita Puerto de Esperanza Centro Esprita Semillas de Amor Centro Esprita Anoia

    la tercera revelacin:el espiritismo

    ENtREvistA conlindomar coutinho & ileana azevedo

    alfred russel wallace el sentido de la evolucin

    aaee

    la toma de concienciay el estado de necesidad

    ADEMS...

    pinga-fogo con Gorette NewtonLA FELICIDAD Reflexiones desde Bonnpoesa a Allan Kardecvi congreso esprita mundial en Espaanotcias espritas

    psicologa espritala feminidad

  • Actualidad Espiritistaseptiembre 2010 nmero 4

    sumario

    4 EL ESpIrItISMo CoMo rEvELACIn poRqu sE llAmA tERcERA REvElAciN?

    7 LInDoMAr & ILEAnA EducAciN y divulGAciN dEl EspiRitismo

    16 poESA dEdicAdA A AllAN KARdEc

    18 ALFrED ruSSEL wALLACE El sENtido dE lA EvoluciN

    24 LA FEMInIDADpsicoloGA EspRitA

    28 LA toMA DE ConCIEnCIA y El EstAdo dE NEcEsidAd

    32 CongrESo ESprItA MunDIAL pRoGRAmA complEto

    34 notCIASActividAdEs EspRitAs

    14 LA FELICIDAD lA EtERNA utopA Es posiBlE

  • editorial

    evolucionando hacia el ser psicolgico

    Allan Kardec cre una publicacin en 1858 como complemento y desarrollo dela codificacin, dndole el nombre de Revista esprita diario de estudios psi-colgicos, (Revue Espirite, journal des tudes psichologiques) para dar a conocerlos trabajos de la nueva corriente filosfica y cientfica creada por el Espiritismo, dondequeda constancia de la necesidad de la reforma ntima de las personas como solucin alos problemas existenciales, promoviendo as los cambios desde nuestro interior haciael exterior. Recordemos que Allan Kardec afirma que el Espiritismo y la reforma que pro-mueve es una cuestin de fondo y no de forma.

    Este fondo es el ser psicolgico, que tiene sus races en los instintos primarios que leayudaron a evolucionar en las etapas oscuras de la pre-conciencia y el pre-razonamiento,y que una vez que la razn y los sentimientos asumen el control del yo se nos presentancomo un lastre, un obstculo a superar para alcanzar nuevas metas.

    Evolucionamos del ser-instinto al ser-razonado, y al aumentar nuestra perspectivamental de la vida, cambian nuestras necesidades fsicas y fisiolgicas; a cada tramo de laevolucin del ser corresponde un cuerpo adaptado a cumplir sus necesidades. Todo evo-luciona en las perfectas y previsoras Leyes Divinas.

    Gracias a Dios no estamos solos en esa tarea titnica de luchar contra la inercia de nues-tro ego milenario para descubrir nuestro self, el yo superior que vislumbramos como unobjetivo que conquistar a travs del autoconocimiento; Joanna de ngelis con el concursomedimnico de Divaldo Pereira, nos hace llegar sus pensamientos que son autnticascargas de profundidad que remueven los conocimientos actuales sobre el ego, tratadospsicolgicos que nos proponen la liberacin a travs de la verdad: el estudio, anlisis ycomprensin de cmo y porqu actuamos de cierta manera; es un camino de introspeccinque nos conduce a la elevacin espiritual por la liberacin de los atavismos, liberndonosde esa coraza que en tiempos pasados nos fue til pero que lleg la hora de desechar; trasmilenios de evolucin un nuevo ser psicolgico surge y precisa pautas de conducta msevolucionadas, acordes con sus nuevos sentimientos, ms depurados, ms abiertos hacialos dems.

    Joanna propone que: Actuar, evitando reaccionar, pensar antes de actuar, reflexionarcomo gestin inicial para cualquier emprendimiento, promover la paz, en vez de atacar a la

    violencia, constituyen los pasos decisivos para el comportamiento saludable.1

    Estos cambios en nosotros son la consecuencia de la evolucin natural, inscrita dentrode las leyes del progreso, leyes eternas y sabias de Dios para el orden y la justicia, que nosdicen que los tiempos han llegado, debemos decir adis al hombre temperamental y vio-lento para dejar lugar al hombre racional y comprensivo, tolerante y pacfico. Pero sobretodo debemos hacer lo posible para dejar paso al amor que surge de lo profundo de nues-tro ser como reflejo del amor de Dios hacia todas sus criaturas.

    A las puertas del VI congreso esprita mundial que se celebra en Espaa queremos re-cordar el lema del congreso de 1888, tambin realizado en tierras peninsulares:

    Hacia Dios, por la caridad y la ciencia.

    ACTUALIDAD ESPIRITISTA. septiembre 2010

    1. Amor, invencible Amor. Ediciones Juana de ngelis, Buenos Aires, 1999. Pg. 10

    3 actualidad espiritista

  • Definamos en primer trmino el sentido de la pa-labra revelacin.

    Revelar, del latn revelare, cuya raz, velum, velo,significa literalmente quitar el velo y, en sentido fi-gurado descubrir, dar a conocer una cosa secreta odesconocida.

    La caracterstica esencial de cualquier revelacindebe ser la verdad. Revelar un secreto es dar a co-nocer un hecho; si este es falso ya no es un hecho y,por consecuencia, no existe revelacin. El carcteresencial de la revelacin divina es, pues, el de la ver-dad eterna.

    Toda revelacin contaminada con errores o sujetaa modificaciones no puede emanar de Dios.

    El Espiritismo, por tener como punto de partida laspalabras de Cristo, as como ste parti de las de Moi-ss, es una consecuencia directa de su doctrina. A laidea vaga de la vida futura, agrega la revelacin de laexistencia del mundo invisible, que nos rodea y pue-bla el espacio y con eso da precisin a la creencia, leda cuerpo, consistencia y realidad a la idea.

    Define los lazos que unen al alma el cuerpo y le-vanta el velo que ocultaba a los hombres los miste-rios del nacimiento y de la muerte.

    La primera revelacin estuvo personificada en Moi-ss, la segunda en Cristo y la tercera no est perso-nificada en ningn individuo. Las dos primerasfueron individuales, la tercera es colectiva; he ah uncarcter esencial de gran importancia. Es colectivaen el sentido de no ser hecha o dada como privilegioa ninguna persona; nadie, en consecuencia, puedellamarse su profeta exclusivo; fue esparcida simult-neamente, sobre la Tierra, entre millones de perso-nas, de todas las edades y condiciones, desde las msbajas hasta las ms elevadas de la escala social, con-forme con esta prediccin registrada por el autor delos Hechos de los Apstoles:

    actualidad espiritista 4

    El Espiritismo como revelacin

    la caracterstica esencial de cualquier revelacin tiene que ser la verdad

    En los ltimos tiempos, dijo el Seor, derramar miespritu sobre toda la carne; vuestros hijos e hijas pro-

    fetizarn, los jvenes tendrn visiones y los viejos, sue-

    os. (Hechos, Cp. II, v.17-18).

    No provino de ningn culto en particular, a fin deservir, algn da, a todos como punto de unin.

    Las primeras revelaciones, por ser fruto de la en-seanza personal, fueron forzosamente localizadas,es decir, aparecieron en un solo lugar, desde el cualla idea se propag poco a poco; pero fueron necesa-rios muchos siglos para que alcanzasen los puntosms distantes del mundo, an sin penetrar en ellospor entero. La tercera tiene como particularidad queal no estar personificada en un solo individuo, surgisimultneamente en millares de puntos diferentes,que se transformaron en centros o focos de irradia-cin.

    La tercera revelacin, venida en una poca deemancipacin y madurez intelectual, en la que la in-teligencia ya desarrollada, no se resigna a represen-tar un papel pasivo; en la que el hombre no aceptanada a ciegas, sino que quiere ver a dnde se lo con-duce, quiere saber el por qu y el cmo de cada cosa,deba ser al mismo tiempo el producto de una ense-anza y el fruto del trabajo, de la investigacin y dellibre examen. Los Espritus ensean solamente loque es necesario para guiarlo al camino de la verdad,pero se abstienen de revelar lo que el hombre puededescubrir por s mismo, dejndole la inquietud dediscutir, comprobar y someter todo a la demostra-cin de la razn, dejando incluso, muchas veces, queadquiera experiencia a sus expensas. Le proporcionael principio, los materiales; a l le corresponde apro-vecharlos y ponerlos en prctica.

    Adems, conviene tener en cuenta que en ningunaparte la enseanza esprita fue dada ntegramente,

    Los descubrimientos de la ciencia glorifican a Dios, en lugar dedisminuirlo. Slo destruyen lo que los hombres construyeronsobre las ideas falsas que se formaron de Dios.

  • sino que es el resultado de un gran nmero de ob-servaciones, de asuntos tan diversos, que exigen co-nocimientos y aptitudes medimnicas especiales,por lo que era imposible que se encontraran reuni-das en un mismo lugar todas las condiciones necesa-rias. Como la enseanza deba ser colectiva y noindividual, los Espritus dividieron el trabajo, dise-minando los temas de estudio y observacin delmismo modo que en algunas fbricas, la confeccinde cada parte de un mismo objeto es confiada a di-versos obreros.

    La revelacin se hizo as parcialmente en diversoslugares, por medio de una multitud de intermedia-rios y de tal modo prosigue todava, pues no todo hasido revelado. Cada centro encuentra en los otros elcomplemento de lo que l obtiene, y el conjunto, lacoordinacin de todas las enseanzas parciales, fuela que constituy la doctrina esprita.

    No existe ciencia que haya salido por completo delcerebro de un solo hombre.

    Todas, sin excepcin, son el fruto de observacionessucesivas, apoyadas en observaciones precedentescomo en un