4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

  • View
    215

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    1/26

    Sobre la formación delorador (Institutionis Oratoriae)

    Marco Fabio Quintiliano

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    2/26

    Todavía piensan algunos que noexiste una elocuencia natural, si noes la que más se acerca al lenguajecotidiano, con el cual hablamos con los

    amigos, esposas, hijos y esclavos, que seda por satisfecho con expresar la voluntaddel espíritu y que no exige nada rebuscadoy elaborado con esfuerzo; que todo lo quea esto se añade es signo de afectación yambiciosa jactancia en el hablar, apartadode la verdad e inventado por mor de las

    palabras en sí, a las que por naturalezales com ete solamente como tarea el

    NEE!"#$# #E% &'N$T&

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    3/26

    %orque a mí me parece que el lenguajecorriente tiene una (orma natural deexpresi)n distinta, * otra di(erente,igualmente natural, el discurso de un

    +ombre elocuente; a quien si le bastareindicar solamente las cosas, no le quedaríam&s esfuerzo que el poner de relieve laacertada denominación de las cosas; pero

    como debe deleitar, mover * excitar elcoraz)n del o*ente para lograrmuc+ísimas impresiones,  deber& usartambi'n de estos medios auxiliares, que noshan sido dispensados por la misma naturaleza%orque tambi'n es cosa natural fortalecer los

    NEE!"#$# #E% &'N$T&

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    4/26

    Nunca se deja separar de la utilidad laverdadera +ermosura -./ noconvendrá el mismo adorno en losdiscursos demostrativos,

    deliberativos  *  judiciales %orque elprimer g'nero, destinado a la pompa demotivos festivos, sólo pretende provocar eldeleite de los oyentes, y por eso deja

    puertas abiertas a todas las galas del biendecir y exhibe el ornato  del discurso, yaque no se dirige a sorprender con astuciani a conseguir victoria alguna, sino al solon de la alabanza y de la gloria

    &'N$T& EN #"FE'ENTE!#"!0'!&!

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    5/26

    -./ cuando se pretende persuadir, el senadopide un tono más elevado, otro másve+emente el pueblo, y ante los tribunales,los procesos p)blicos y los de pena capital una

    forma de hablar m&s cuidadosa 0in embargo,en lo que atañe a una deliberación particular ya los casos, como frecuentemente ocurre, enlos que est&n en juego cuentas reducidas (pocodinero$, convendría m&s un sencillo tonoconversacional y de esmero diferente 1%orventura no habría que sonrojarse de reclamaren altisonantes períodos oratorios unadeterminada cantidad prestada, o de acalorarse

    por unas goteras de lluvia, o llenarse de sudor

    &'N$T& EN #"FE'ENTE!#"!0'!&!

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    6/26

    %&! T'&1&!

    Tropo  es el trueque artístico -cumvirtute mutatio/ del signi2cadopropio de una palabra o de unaexpresión a otro signicado -./

    unos se toman por raz)n delsigni2cado, otros por adorno dela expresi)n, y en parte hay

    algunos que se emplean en laspalabras propias y otros en lastrasladadas, y su mutaci)n  no

    sólo afecta las formas de las

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    7/26

    %or lo cual me parece que han ido porfalso camino quienes no tuvieron portropos m&s que esos giros, en los queuna palabra se sustituye por otra

    palabra 4 no ignoro que, las m&sveces en estos mismos tropos, que seemplean por razón del signicado, haytambi'n adorno, pero que no ocurre lo

    mismo al contrario, sino que habr&algunos solamente destinados aproducir un efecto bello (3!!!,3!, 5+*$

    %&! T'&1&!

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    8/26

    Metá(ora

    6omencemos, pues, por el tropoque es, por una parte, el m&sfrecuente y, por otra, el m&shermoso entre todos, quiero decirla translatio, que en griego sellama metaphorá -./ aumentaella la plenitud de la

    expresi)n, por trueque opr3stamo del signi2cado, queuna cosa no tiene o le (alta *,

    lo que es a4n más di(ícil,

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    9/26

    %or consiguiente, se traslada un nombre oun verbo del lugar, donde ocupa susignicación propia, a otro en el cual ofalta el propio nombre, o el nombretrasladado es mejor que el propio5acemos esto, bien porque esineludible, ora porque la expresi)n esmás signi2cativa o, como dije, porque

    es más bella 7onde nada de todo estoofreciere la met&fora, el signicado que setraslada es impropio ("+8$

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    10/26

    9as gentes del campo dicen pornecesidad  yema en las vides -./ que lasmieses est&n sedientas y que el frutopadece, por necesidad decimos nosotroshombre duro o &spero -./ porque nada de

    todo esto se revelar& con m&s propiedad,por medio de sus expresiones propias, quepor 'stas recibidas en pr'stamo %araornato sirven las conocidas met&foras luz

    del discurso, esplendor de linaje, borrascasde las Asambleas del pueblo y rayos deelocuencia, como en su discurso endefensa de :ilón llama 6icerón a 6lodio

    manantial de su gloria y, en otro lugar

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    11/26

    omparaci)n

    %ero en su conjunto la metá(ora es unacomparaci)n más breve, * sedistingue de ella en que lasemejanza contiene una

    comparaci)n con la cosa, quequeremos expresar, mientras 3sta, lametá(ora, se dice en lugar de la cosamisma

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    12/26

    !in3cdoque

    -9a/ sincdo!ue  puede dar variedad aldiscurso, de suerte que en una cosa podamospensar muchas, en una parte la totalidad,en la especie el g3nero, en loantecedente lo siguiente, o tambi3n

    todas 3stas al contrario con una libertadma*or para los poetas que para losoradores -./ en el discurso muyespecialmente tendr& su importancia el libre

    empleo de los n)meros %orque 9ivio dicemuchas veces así> el romano "encedor en labatalla, cuando da a entender que losromanos han obtenido una victoria; y por el

    contrario 6icerón dice ?en una carta? a @ruto>#emos im resionado al ueblo se nos ha

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    13/26

    Metonimia7e este g'nero de sin'cdoque -aquella que se compara

    con la elipsis y con el indicio/ tampoco se aparta mucho lametonimia, que consiste en poner un nombre por otronombre (cuya fuerza est& en poner en lugar de aquello,que se dice, la causa por la cual se dice$, pero, como dice6icerón, los maestros de Betórica la llaman hipálage,

    sustitución (cf Crat, A, =*$ Dsta designa las cosasinventadas por el inventor de ellas y las cosas poseídaspor su poseedor, -./ corrientemente oímos decir $ulcano en lugar de %uego, tambi'n la expresión se peleó concambiante &arte pertenece al lenguaje culto (adversa y

    favorablemente$, y es m&s recatado haber dicho $enus que coito, pero decir igualmente 9iber y 6eres, en vez de"ino  y  pan, va m&s all& de lo que puede permitir laseriedad del Eoro Fsí admite el uso com)n poner elcontenido por el continente, como ciudades de buenas

    costumbres, copa apurada y siglo %eliz (A*+A"$

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    14/26

    $legoría

    9a alegor'a, que en latín se denomina in"ersio (inversión$, pone ante nuestros ojos unacosa en las palabras * otra en su sentido,o tambi3n a veces el sentido contrario 9aprimera forma se hace ordinariamente pormedio de una serie no interrumpida demet&foras, comoOh na"e Al mar te "ol"erán de nue"o nue"as olas* Ay +,u haces

     .on %uerza amarra puerto/y todo el famoso lugar de

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    15/26

    %ero la forma de hablar m&s hermosa entre todas esaqu'lla en la que se halla mezclado el encanto delos tres recursos de la expresión, es decir, de lasemejanza, de la alegoría y de la met&fora ("=$

    %orque tambi'n debe cuidarse sobre todo de llevar asu de2nitivo desarrollo el g3nero de metá(oracon que hayas comenzado %ero muchos, cuando

    tomaron como principio una tempestad, terminan porun incendio o un derrumbamiento, que es la m&s feainconsecuencia entre unas cosas y otras (G#$

    %ero una alegoría, que resulta menos di&fana

    -obscurior / se denomina ya enigma, un vicio a mi -./ juicio, si es que el +ablar con claridad -dilucide/ esuna virtud del lenguaje, de lo que, no obstante,hacen tanto uso los poetas (GA$

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    16/26

    "ronía

    %ero al g'nero de alegoría, en el que se muestran

    cosas contrarias, pertenece la iron'a 9os romanos lallaman inlusio  -burla/ !e la reconoce, o por elmodo de decir o tono, o por la persona, o porla naturaleza de la cosa6 pues si alguna deestas cosas contradice a lo que suenan laspalabras, es claro que lo que quiere decirse esdistinto a lo que realmente se +a dic+o Funqueen la mayoría de los tropos ocurre que la diferenciaconsiste en lo que se dice respecto a cada cosa,

    porque es realmente verdad lo que se arma en elotro lugar Hn el uso de la ironía est& permitidodesacreditar a uno ngiendo una alabanza yalabarlo bajo la apariencia de un reproche (G"+GG$

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    17/26

    1erí(rasis

    -6/uando se explica con muchas palabras lo que

    en todo caso puede decirse con una sola o conmenos, se llama  per'%rasis, una especie de rodeoen el modo de hablar, que alguna vez tieneobligante necesidad, siempre que encubre cosasque causa vergIenza mencionar, como cuandodice 0alustio en lo !ue ata0e a las necesidadesde la naturaleza (G=$

    -F/sí como se le designa con este nombre

    -circumlocutio/,  per'%rasis, cuando en sí muestrasu encanto, igualmente se le llama  perisolog'a (superJuidad$, cuando viene a parar en defecto;pues estorbo es todo lo que no presta ayuda (85$

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    18/26

    5ip3rbaton

     Kambi'n el hiprbaton, es decir, el pasarpor encima de una palabra, locontamos no sin raz)n entre lasvirtudes del estilo, porque con

    (recuencia lo exige la naturaleza dela relacionada disposici)n depalabras * la belleza %orque conmuchísima frecuencia el discurso se

    torna &spero y duro, sin fuerza y malunido, si las palabras se disponencomo corresponden a la rigurosanecesidad de su propio orden, y cadapalabra, tal como ella aparece, se junta

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    19/26

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    20/26

    E!LMBF0-0/igue ahora lo que pertenece a lasguras, que en griego se llamanschmata  (actitudes$ -./ muchos hancreído que estas 7guras  eran tropos;

    bien sea porque hicieran derivar sunombre del estar congurados de unadeterminada manera, o bien del hecho

    de que trans(orman el lenguaje ?yde ahí que se les denominemo"imientos?, habr& que admitir que

    cada una de estas dos funciones de

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    21/26

    E!LMBF0Hs, pues, el tropo  un modo de+ablar, que se traslada de susigni2caci)n natural * originaria aotro signicado para servir al ornato

    del discurso o bien, como lo dene lamayoría de los gram&ticos, unae5presión !ue/ desde el lugar/ en !ue

    ella tiene "alidez propia/ se traslada aotro en !ue no es propia 9a 7gura,como es claro por su mismo nombre,

    es una conguración del lenguaje,

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    22/26

    Tipos de 2guras

    Hntre la mayor parte de los especialistas hayen verdad, seg)n mi conocimiento, acuerdocom)n en que existen dos grupos de guras>

    las de dianoia, es decir, del pensar o delsentido o de  pensamiento  (pues de todasestas maneras se ha traducido el t'rminogriego$ y las de léxeos, o sea, las 7guras delas palabras, o de la e5presión, o del estilo, o

    del hablar com)n, o del discurso, puestambi'n aquí hay variedad dedenominaciones, y no es ello lo que importa(5$

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    23/26

    7e pensamiento> %rosopopeyaF)n de m&s audacia y, como juzga 6icerón, de más

     pulmones son las 7cciones  de personas, que sedenominan  prosopopeyas; porque no sólo danadmirable variedad al discurso, sino tambi'nincitante viveza 1or medio de ellas +acemos

    aparecer, por un lado, los pensamientos denuestros adversarios, como si estuviesen+ablando consigo mismos (pero de modo que nose les aleje al cabo de credibilidad -./$ y, por otro,introducimos de un modo creíble nuestros di&logoscon otras personas y los de otras entre sí, ycreamos personajes que se presentenadecuadamente aconsejando, reprendiendo,lamentando, alabando, compadeciendo 7

    a4n está permitido en este g3nero de

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    24/26

    #e palabra

    -F propósito de paranomasias y aliteraciones/Lran cuidado tuvieron los antiguos en procurarsela gracia en el hablar por medio de palabrasiguales y contrapuestas Lorgias fuedesmesurado en esto Bico en este recurso fue

    !sócrates, en todo caso durante su 'poca primera Kambi'n : Kulio 6icerón tuvo en esto sus delicias,pero aplicó tambi'n mesura a un placer nodesagradable, si toda esta riqueza no sedesborda, y en cuanto a lo dem&s llenó con elpeso de sus pensamientos esta forma deexpresión de poca monta %orque una afectaciónasí, por su modo de ser fría y vacía, si coincidecon pensamientos certeros, se convierte en

    expresión tan llena de encanto, que su unión

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    25/26

    Mesura en el ornato * la 2guras%ero ni siquiera aquellas, que se conguran correctamente,deben acumularse en exceso; pues tambi'n el cambio de

    semblante y la expresión de ojos tienen gran poder en elefecto del discurso; pero si alguien no para de contraer elrostro con rebuscadas maneras y no cesa de cambiarr&pidamente en la varia expresión de frente y de ojos, se lereir&n Kambi'n el discurso tiene de alguna manera un

    aut'ntico porte exterior, que igual que no deber& quedarcomo pasmado en rigidez inmóvil, así una y otra vez ha demantenerse en aquella forma que le otorgó la naturaleza%ero se ha de saber ante todo qu' es lo que exige cada lugaren el discurso, qu' pide la persona y el tiempo; pues la

    mayor parte de estas guras est& basada en la delectacióndel oyente %ero cuando se ha de pelear en lucha con elhorror, con el aborrecimiento, con la compasión, 1qui'npodr& aguantar ver a alguien que se encoleriza, llora y ruegacon antítesis, con frases de igual extensión y sonando de la

    misma manera2 %a preocupaci)n excesiva por las

  • 8/18/2019 4 Quintiliano Sobre La Formaci n Del Orador

    26/26

    'e(erencia

    9os n)meros entre par'ntesis corresponden

    respectivamente a 9ibro, 6apítulo, p&rrafo(s$,seg)n la siguiente edición>

    • :FB6C E9F3!C NM!OK!9!FOC obre la%ormación del orador  Hdición bilingIe encuatro tomos m&s un quinto con unestudio sobre el autor, por FlfonsoCrtega 6armona 0alamanca>

    %ublicaciones Mniversidad %onticia de0alamanca, A###